Uno de los grandes pilares históricos del Athletic, por no decir el principal, es la química entre equipo y afición. Esta conexión no atraviesa ahora por su mejor momento. El ambiente de San Mamés ha bajado sensiblemente en las últimas fechas. Cualitativa y cuantitativamente. Se anima menos y acude menos gente al estadio…

Origen: mundodeportivo.com