El vestuario rojiblanco se ha propuesto que la visita al Sánchez Pizjuán marque un punto de inflexión en la trayectoria del equipo a domicilio. Para reconciliarse con el triunfo más de cinco meses después, una vuelta completa de la Liga, los leones están obligados a mejorar su producción ofensiva…

Origen: mundodeportivo.com