Hace menos de un año, el Athletic llegaba al Sánchez-Pizjuán dispuesto a discutirle al Sevilla su hegemonía en la Europa League. 1-2 en la ida y tras un partido frenético donde los bilbaínos cuajaron un gran partido y forzaron la prórroga, la suerte le fue esquiva en la tanda de penaltis…

Origen: Marca.com