8. MUY VIVO
No estaba muerto el Athletic. Todo lo contrario. Las sensaciones que transmitió en Sevilla fueron las de un equipo que puede aspirar a Europa. Aún con el lastre europeo a la espalda, con un puñado de bajas de peso y en casa de uno de los aspirantes al título, los leones llevaron el miedo al Sánchez Pizjuán. Estaban de parranda…

Origen: mundodeportivo.com