Faltan trece jornadas para que concluya la Liga y el Athletic sigue sin mantener una línea uniforme de rendimiento. Continúa alternando victorias en San Mamés, la mayoría de ellas más a base de corazón que de buen fútbol, con derrotas a domicilio…

Origen: mundodeportivo.com