Para no generar malos entendidos, porque la situación es sangrante, comenzaré por decir que escupo a la cara de los hombres que, exagerados por su mayor fortaleza física, se ceban con las mujeres que les quedan más cerca, al lado, en la peligrosa casa, en el engañoso hogar, carcel con paredes…

Origen: eldesmarque.com