Los rojiblancos tienen que aguantar el tirón. El Villarreal jugó ayer por delante y aumentó la presión europea sobre los leones, estirando la distancia hasta los siete puntos. El submarino amarillo venció (2-0) al Espanyol y es el que delimita la zona continental desde la sexta posición, con sus 45 puntos…

Origen: mundodeportivo.com