Certero desde el punto de penalti, Raúl García convirtió una pena máxima que sirvió para obtener el triunfo ante el Málaga. Esta relación con el gol se le había negado desde hacía tiempo al navarro. Su último tanto databa del 28 de noviembre en Gran Canaria, cuando también mostró templanza para firmar el tanto rojiblanco ante Las Palmas que significaba el 2-1, que acabó en un 3-1…

Origen: mundodeportivo.com