Valverde confesó que en alguna ocasión le dijo a De Marcos que no era Superman, pero que el de Laguardia tiraba y tiraba. En esta temporada, sin embargo, ha encontrado de verdad su kriptonita en las lesiones. Han cambiado radicalmente su status en las estadísticas. Es uno de los de la guardia pretoriana de Txingurri, pero ha pasado del cuarto puesto en minutos (2.886) al final de la Liga de la campaña 2015-16 al decimotercero de la actual, con 1.161…

Origen: mundodeportivo.com