El 8 de marzo de 2012 fue un día para la historia del Athletic. Casi 55 años después los rojiblancos pisaban Manchester. En esa ocasión, Old Trafford; en el siglo XX para jugar en Maine Road. Del 3-0 cosechado por los Canito, Garay, Artetxe, Gainza… en la década de los 50 se pasó a un estratosférico 2-3. El conjunto bilbaíno se exhibió en Europa para dar un recital inolvidable con Marcelo Bielsa al frente, con Alex Ferguson sorprendido por la torrencial lluvia llegada desde el Botxo…

Origen: mundodeportivo.com