BILBAO – La trascendencia del partido con la Real es evidente. El Athletic viaja a San Sebastián con la obligación de ganar, un reto que pasa por plasmar una idea que el equipo solo ha sabido desarrollar en los campos menos asequibles. Anoeta merece en la actualidad esta calificación, por lo que Ernesto Valverde confía en regresar a casa con tres puntos…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia