El fútbol está abierto a sorpresas, a resultados improbables. Quizá por ello se esperaba algo más de un Oiartzun que no fue capaz de hacer frente a un Athletic sólido que pasó por encima de las guipuzcoanas en el Karla Lekuona. Las vizcaínas trituraron al equipo de Gari Argote, incapaz de hacer daño a su rival y frágil en defensa. El resultado, 0-5, deja suficientemente clara la distancia que existe hoy en día entre uno y otro club…

Origen: mundodeportivo.com