Raúl García no falló en Anoeta y a pesar de que el meta Rulli adivinó su lanzamiento de penalti, el balón acabó en las redes y puso el 0-1 para el Athletic en el derbi ante la Real. El acierto del mediapunta navarro desde los once metros no es nada nuevo a lo largo de esta temporada, ya que el Athletic ha transformado en gol las nueve penas máximas que le han señalado a favor…

Origen: mundodeportivo.com