GOLPE sobre la mesa. El Athletic se reinventó en un derbi en el que le salieron la mayoría de las cosas y en el que Iñaki Williams celebró por todo lo alto su partido cien como rojiblanco con una actuación brillante en Anoeta…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia