El futuro de Valverde está claro. El Txingurri tiene decidido qué hacer la próxima temporada. Y la estrecha relación que mantiene con el presidente Urrutia invita a pensar que el dirigente rojiblanco también es partícipe de la misma. Y ahora sólo tiene que encontrar el momento para comunicarlo…

Origen: Marca.com