LEZAMA – Sumar los tres puntos en el derbi de Anoeta tras someter a una Real que se vio ampliamente superada por la notable puesta en escena del Athletic ha supuesto una importante inyección de moral para el vestuario rojiblanco. En la caseta, no en vano, reina el optimismo y se confía en poder sumar la tercera victoria consecutiva en liga a costa del Real Madrid, que visitará San Mamés este sábado con el liderato en juego…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia