En las primeras 14 jornadas de Liga necesitaba 7,8 tiros para marcar un gol y en los siguientes 14 partidos ha tenido que rematar casi 12 veces para anotar…

Origen: mundodeportivo.com