La juez, que acusa de homicidio negligente a los responsables de las furgonetas antidisturbios que realizaron la carga en la que falleció el hincha del Athletic, considera que los suboficiales actuaron sin respetar «los principios básicos de proporcionalidad, prudencia, necesidad y seguridad»…

Origen: elcorreo.com

Anuncios