8. POR FIN DE CÓRNER

Tenía que llegar. El Athletic tenía una espina clavada con los saques de esquina. Pese a todo el arsenal aéreo del que dispone y de los precisos lanzadores, el gol no llegaba. Hasta ayer. Aunque de poco sirvió. Beñat la puso en el segundo palo y Laporte anotó de primeras con un derechazo. Ningún defensa local estaba con el de Agen…

Origen: mundodeportivo.com

Anuncios