Los leones, un equipo de «carteristas» ante Las Palmas, hicieron sangre de un rival que confundió salir jugando con salir jugándosela…

Origen: naiz.eus