El duelo del lunes contra el Eibar tiene un punto entrañable para Bóveda. Vuelve a su trampolín. El vizcaíno, formado en Lezama, fichó por el club azulgrana el verano de 2011. Se sumó a uno de los proyectos más dulces que ha tenido el fútbol en las últimas temporadas:

Origen: Marca.com