“El centro viene a mis manos, él no llega y mete con la mano. Es imposible no verlo”, protesta el portero…

Origen: mundodeportivo.com