VER para creer. El Athletic se llevó tres puntos trascendentales en Ipurua gracias al tanto de Raúl García casi en el último segundo pese al mal partido que firmó el conjunto rojiblanco, incapaz de imponer su juego aunque jugara casi 40 minutos con un jugador más. No estuvo a un buen nivel el colectivo de Valverde, sostenido por el deseo de Muniain, que quiso mucha posesión, por la seguridad de Yeray y por la pegada de Raúl García…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia