Quique Setién anunció hace semanas que abandonaría las Islas Canarias en junio a pesar del atractivo turístico de sus playas durante el verano. Desde entonces, la Unión Deportiva Las Palmas ha olvidado su exquisito toque de balón y, pese a los fichajes de Jesé y de Halilovic -dos peloteros contrastados-, deambula sin un objetivo concreto dilapidando el crédito acumulado durante más de veinte jornadas. “E la nave va”, que diría Fellini …

Origen: mundodeportivo.com