BILBAO – Ernesto Valverde no se anda con medias tintas. La victoria del Villarreal, el martes, en el Vicente Calderón hizo saltar la banca por lo inesperado de la misma sobre el Atlético de Madrid y, además, pone sobre aviso al personal. Ese resultado daña los intereses del Athletic…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia