Los cálculos típicos a estas alturas de Liga venían a reflejar un cero, como máximo un uno, en el casillero del Villarreal con motivo de su visita al Calderón. Los amarillos, sin embargo, derrotaron a domicilio al mismísimo Atlético de Simeone . Las cuentas europeas realizadas en clave bilbaína saltaron por los aires a las primeras de cambio…

Origen: mundodeportivo.com