Dicen que el fútbol es cosa de niños. Dani Ceballos tiene 20 años. Yeray Álvarez, 22. Su temple, esfuerzo y una buena dosis de talento les convierte en piezas clave de dos históricos que se enfrentan esta noche en San Mamés. Por supuesto, Julen Lopetegui no les pierde de vista…

Origen: Marca.com