La victoria del Athletic del pasado domingo en Balaídos debe ser valorada en su justa medida. Los leones tuvieron que saltar al césped sabiendo que sus dos rivales directos en la pugna por el quinto y sexto puesto de la tabla habían ganado sus respectivos compromisos. Una situación, por cierto, que ya se repitió dos veces más a lo largo de esa misma semana…

Origen: mundodeportivo.com

Anuncios