Gorka Iraizoz no duda. Lo que más va a echar de menos tras su aguar al Athletic serán los compañeros. “Es muy difícil explicar lo que sientes cuando estás con ellos, desde que entras por la puerta cada uno te brinda una parte de él. Uno te hace una broma, otro te coge la mano, otro te dedica una mirada cómplice… incluso cuando nos enfadamos entre nosotros todo tiene un sentido. Los voy a echar muchísimo de menos”, expresa con lágrimas en los ojos…

Origen: mundodeportivo.com

Anuncios