El Leganés hizo sus deberes en San Mamés a costa de un Athletic que perdió otra buena ocasión la segunda consecutiva, para asegurarse su presencia en Europa. Los pepineros, que no perdieron la cara al encuentro pese a irse al descanso por debajo en el marcador, aprovecharon su momento para batir a Arrizabalaga y sellar el empate de la permanencia. El resultado visto lo visto en este tenso y flojo choque resultó justo…

Origen: mundodeportivo.com