La despedida de Gorka Iraizoz de San Mamés se produce justo un año después de la de Carlos Gurpegi. El defensa y medio rojiblanco cedió el brazalete de capitán al portero el pasado 14 de mayo de 2016, día en que disputó su encuentro como león. Un año después, también en este mismo día, la única duda radica en comprobar si el guardameta tendrá minutos como titular o, en su defecto, reemplazará a Arrizabalaga con el discurrir del choque ante el Leganés…

Origen: mundodeportivo.com