Gorka Iraizoz, que no disfrutó de minutos en su último partido como león en San Mamés, dio una vuelta de honor al campo después de un sencillo pero sentido homenaje…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia