BILBAO – Puede ser, porque su futuro sigue siendo una incógnita, que el gesto serio de Ernesto Valverde al término del encuentro de ayer ante el Leganés sea el último recuerdo que guarde de él la afición, la que le ha acompañado en su camino al frente del Athletic, del que puede presumir ser el técnico que más partidos ha dirigido en su centenaria historia…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia

Anuncios