BILBAO – Es una historia interminable, a imagen y semejanza de la novela de Michael Ende. El escritor alemán argumentaba su legendario volumen en que “cuando nos marcamos un objetivo, el mejor medio para alcanzarlo es tomar siempre el camino opuesto… Sin embargo, hay un riesgo cuando se realiza tal periplo”…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia

Anuncios