Los leones se han empeñado en darle emoción a la Liga hasta la última jornada. Los pinchazos ante Alavés y Leganés parecen escritos por un guionista de Hollywood que quiera mantener la tensión dramática hasta el final. Es bueno para el negocio, al menos para los que vivimos de esto. Otra cosa será la escena final. En las películas americanas todo suele acabar bien, que traducido a nuestro idioma supondría la clasificación europea directa…

Origen: mundodeportivo.com