“Sabíamos que podía pasar, que era una de las opciones que podía suceder”. Iker Muniain admitía que el desenlace de la temporada podía deparar un destino como el marcado en el Calderón. Un gol de ultimísima hora de la Real Sociedad mandó al traste la sexta plaza. “Es lo que hay, nos toca vivir la cruz de la moneda”; asumió el navarro, que reconoció haber vivido este trance “con un poco de rabia”…

Origen: mundodeportivo.com

Anuncios