Ernesto Valverde cambió el paso en el que, a falta de la confirmación oficial, será su último partido al frente del banquillo del Athletic. Con Williams tocado, dio entrada a Iturraspe junto a San José y Beñat en la medular y desplazó a Raúl García al costado derecho. Un experimento, era la primera vez que lo probaba de inicio, que fracasó desde el mismo momento en que Fernando Torres adelantó al Atlético. Y apenas habían pasado ocho minutos. Ahí se vino abajo una novedosa apuesta en el último y definitivo partido de la Liga…

Origen: mundodeportivo.com