Derrota inapelable en el Calderón, donde compareció un Athletic desprovisto de convicción e intensidad que ahora se encomienda al Barcelona para ir a Europa…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia