El Athletic ha cerrado una campaña de altibajos, en la que dependerá del Barcelona para conseguir su principal objetivo, que no es otro, que acceder a las competiciones europeas. El equipo arranca las vacaciones sin ofrecer una despedida a su entrenador, y con demasiadas dudas en el aire. Los 63 puntos conseguidos en LaLiga es uno de los registros más altos de la historia rojiblanca. Sin embargo, el premio puede ser de cartón piedra si el Alavés gana la Copa…

Origen: Marca.com

Anuncios