Son días tristes. Se marcha una persona que encarna a la perfección los valores del Athletic. Un mito, una leyenda, un hombre de club en mayúsculas. Ernesto , aquí te esperamos. Mientras tanto intentaremos engordar un poco más el palmarés. Si nuestros caminos se cruzan, lucharemos para que el derrotado seas tú. Sin rencores. Ojalá lo del miércoles no sea un adiós (en realidad nunca lo será) y sea un hasta luego…

Origen: mundodeportivo.com

Anuncios