No acostumbra a anotar muchos, pero cuando los hace sus tantos son de una factura espectacular. Por ejemplo, en la pasada Liga marcó una diana tras el saque de una falta que se coló por la escuadra derecha de Asier Riesgo para abrir el marcador ante el Eibar en San Mamés. En Europa, más de lo mismo. Firmó un golazo ante el Rapid de Viena en el encuentro de ida en San Mamés y semejante plasticidad le ha hecho acreedor a los parabienes de la UEFA…

Origen: mundodeportivo.com

Anuncios