La etapa de Kuko Ziganda al frente del Athletic empezará con emociones fuertes. Las previas de la Europa League obligan al equipo y al técnico a dar su mejor versión. Una final a las primeras de cambio que entraña cierta dificultad por el periodo de transición que atraviesa cualquier equipo que sufre un relevo en su banquillo. La última experiencia post-Valverde no fue nada positiva para la escuadra bilbaína…

Origen: mundodeportivo.com

Anuncios