En Vitoria ya saben lo que es jugar una final de Copa y perderla ante el Barcelona. Ahora estarán al tanto de cómo sientan las gambetas de Neymar y las genialidades de Messi en carne propia. Por una vez, fui con el Barça, aunque me duela reconocerlo…

Origen: mundodeportivo.com

Anuncios