El Athletic apostó fuerte por Kike Sola para reforzar su ataque tras la salida de Fernando Llorente rumbo a Turín en el verano de 2013. El delantero de Cascante acababa de firmar la mejor temporada de su carrera, tras marcar nueve goles con Osasuna en Primera División. Un aval más que suficiente para ejercer como recambio de Aritz Aduriz…

Origen: mundodeportivo.com

Anuncios