A nadie se le escapa la carencia de zurdos en el primer equipo del Athletic. Es una demanda recurrente de los últimos entrenadores que han ocupado el banquillo de San Mamés. Se han visto obligados a tirar de parches, sobre todo para cubrir el perfil izquierdo del ataque. Kuko Ziganda puede sentirse afortunado. Es un problema que vislumbra solución para este verano entre ascensos desde el filial y vuelta de cedidos. Sin pasar por alto el mercado de fichajes…

Origen: mundodeportivo.com

Anuncios