PEDRO Barreiro es un hombre de trato amable que ha aprendido a hacer magia con el agua. Maneja con tiento el Consorcio de Aguas de Bilbao para llevar agua potable a miles de hogares y convierte las cloacas en elementos menos perjudiciales para el entorno. Su posición como gerente en esta entidad, más su paso por el Ayuntamiento de Bilbao en los noventa, lo convierten en una voz a tener en cuenta en el repaso a la transformación de Bilbao en los 40 años de vida de DEIA…

Origen: Deia, Noticias de Bizkaia

Anuncios