Pues no dejo de darle vueltas a eso del ‘Ferguson rojiblanco’. Un entrenador vitalicio al margen de caprichos electorales, un Wenger al que una buena parte de la grada pide su cese hace tiempo con pancartas y campañas cibernautas. O mejor repasemos nuestra historia desde la dura transición postClemente cual travesía por el desierto, repleta de ceses y cambios en Ibaigane…

Origen: mundodeportivo.com

Anuncios