Kepa Arrizabalaga y Williams comenzaron ayer ante Macedonia su andadura hacia el título en el Europeo sub-21 de Polonia. Pero faltaba un león, Yeray, que tuvo que abandonar la concentración previa para comenzar su tratamiento de quimioterapia contra la recaída de su cáncer testicular. La ‘rojita’ que dirige Albert Celades se ha conjurado para dedicarle la victoria final…

Origen: mundodeportivo.com