El futbolista del Athletic Club Yeray Álvarez siempre muestra una moral a prueba de bombas, no es de los que baja la guardia nunca. El joven defensa internacional ha comenzado ya el tratamiento de quimioterapia con el que corregir la adenopatía aparecida en sus recientes análiticas. El jugador del Cuco Ziganda está centrado a tope en la pelea que se espera finalice en un plazo de tres meses, cuando está previsto que vuelva a la diciplina del equipo rojiblanco…

Origen: eldesmarque.com

Anuncios