Iñaki Williams está desempeñando el papel de revulsivo en el Europeo sub’21. En las dos citas disputadas por España ha entrado al terreno de juego faltando un cuarto de hora para la conclusión. En ambas, con la tropa de Celades por delante en el marcador. Frente a Macedonia, el delantero del Athletic se quedó sin ver puerta. Contra Portugal se desquitó. Relevó a Sandro con 2-0 en el electrónico. Acto seguido, Bruma recortó para los lusos con un tremendo golazo…

Origen: mundodeportivo.com